hack3

Hack the world and sharing

flag
hack3 hack3
Previous Entry Share Next Entry
La prueba nuclear espacial que destruyó tres satélites y dañó otros tres por error

Durante la Guerra Fría las súperpotencias militares buscaron utilizar su armamento nuclear en todo tipo de estrategias y escenarios,
intentando implementar desde minas nucleares hasta demolición nuclear.

Muy rápidamente se darían cuenta que,
a diferencia de los escenarios de destrucción total, podían utilizar los efectos secundarios de las explosiones nucleares a gran altura
para bloquear en un área considerable las comunicaciones tanto de radio como satelitales del bando contrario.

Es así que la Unión Soviética y los Estados Unidos comenzaron a detonar bombas nucleares cada vez a mayor altura.
La mayoría de estas pruebas tuvo lugar entre 1958 y 1962, y si bien en un principio se trató de pruebas atmosféricas,
rápidamente comenzaron a detonarse armas nucleares en el espacio para determinar su utilidad en la destrucción de satélites.

Una de estas pruebas fue la Starfish Prime, llevada a cabo en julio de 1962 por los Estados Unidos,
en la cual un misil Thor transportó una bomba termonuclear W49 a 400 kilómetros de altura
sobre la isla de Johnston en el océano pacífico y detonó el dispositivo con un rendimiento de 1,4 megatones.




La anterior fue la prueba nuclear más poderosa alguna vez llevada a cabo en el espacio,
la misma causó la destrucción de dispositivos electrónicos en varias islas del océano Pacífico, sobretodo en Hawaii,
desactivando el sistema telefónico de las islas, destruyendo cientos de lámparas del alumbrado público y miles de televisores.

Sin embargo, los daños más costosos ocurrirían tiempo más tarde, ya que Starfish Prime creó un cinturón artificial de radiación
mucho más intenso de lo esperado y el cual cruzaba las órbitas de los satélites Ariel, TRAAC, y Transit 4B, los cuales quedaron inoperables,
y los satélites Cosmos V, Injun I y Telstar 1 los cuales sufrieron varios tipos de daños menores.

Según los estudios del físico de la NASA Wilmot Hess el cinturón duró unos cinco años antes de ser disipado por el campo magnético terrestre,
y la razón por la cual la explosión tuvo dicho efecto inesperado fue el que nadie pudo prever que electrones de alta energía
podían quedar atrapados en la termopausa, el límite superior de la termosfera terrestre.

Debemos tener en cuenta que lo anterior tuvo lugar en 1962, cuando la cantidad de satélites en órbita era muy reducida,
de hecho el satélite de la Bell Labs dañado a causa de ésta prueba, el Telstar 1, fue el primer satélite de telecomunicaciones comercial en existencia.

Si Starfish Prime hubiese sido llevada a cabo en los últimos veinte o treinta años los daños económicos y políticos
hubiesen sido catastróficos e irrecuperables. Peor aun si tenemos en cuenta que la Estación Espacial Internacional
y su tripulación se encuentra a ~410 Km de altura.

En el caso de los Estados Unidos sabemos que se hicieron 3 detonaciones a gran altura durante el programa Operation Argus,
el cual buscaba crear cinturones de radiación para impedir las telecomunicaciones rivales; y 31 detonaciones a gran altura, 5 de éstas espaciales,
como parte del programa Operation Dominic el cual se subdividió en subprogramas específicos como Operation Fishbowl (todas éstas pruebas espaciales).




Por fortuna las pruebas también tuvieron un efecto positivo, ya que ambas súperpotencias se dieron cuenta
de que no podían continuar desafiándose unas a otras con detonaciones nucleares espaciales
sin llegar a sufrir un efecto colateral no deseado y muy costoso en el futuro.
Ésto llevó a que se firme el Tratado de prohibición parcial de ensayos nucleares en 1963, poniendo un fin a éste tipo de ensayos.

El efecto pecera
La razón por la cual la operación Fishbowl (pecera) se llamó de dicha manera no es aleatoria.
Sino que se debe al fenómeno por el cual las explosiones nucleares forman esferas en el espacio.




?

Log in

No account? Create an account